El “boom” de la Energía Solar en Australia continúa hacia 2018

El pronóstico del año 2018 para Australia se ve soleado y claro en el sector de Energía Solar, gracias a nuevas tecnologías que ampliarán los éxitos logrados en 2017.

El año 2017 fue sin dudas un año en que dicha industria rompió un gran número de récords, con la creación y financiamiento de docenas de plantas gracias a bancos comerciales y préstamos del sector público. Además, las grandes instituciones bancarias continuaron la tendencia de alejar sus inversiones del sector del carbón, dominante históricamente en el país, impulsando la noción de que las ERNC serán responsables de la generación energética hacia el futuro.

La Corporación de Financiamiento de Energía Limpia (Clean Energy Finance Corporation, CEFC por sus siglas en inglés), ente gubernamental de fomento de ERNCs, expandió su inversión en Energía Solar sobre 1GW de potencia el pasado mes de diciembre, y se proyecta a invertir mucho más para el año en curso.

Un ejemplo de esto es el parque solar de Oakey Park, ubicado en Queensland, que genera actualmente 80MW de potencia y se aseguró una inversión de $55 millones de dólares australianos por parte del CEFC para la construcción de su segunda etapa, sobre una inversión inicial de $19.5 millones para su primera etapa.

Esta inversión también servirá para financiar tecnología de pronosticación, lo que ayudará a generar Energía Solar más consistentemente. Este tipo de energía es considerada de “generación intermitente”, lo que significa que no puede controlarse el momento en que se suple a la red. Dicha tecnología ayudará a predecir las caídas en la generación eléctrica, lo que ayuda a los operadores a estimar la cantidad de energía de la que pueden disponer, y en qué momentos.

Esta es la primera vez en que este tipo de tecnología es financiada por la CEFC, pero probablemente se convierta en una pieza fundamental en el futuro. Monique Miller, Directora de Finanzas Corporativas y de Proyectos en la CEFC, describe esta tecnología como “potencialmente revolucionaria”, junto a las nuevas tecnologías de almacenamiento.

Por otra parte, la estación Termosolar más grande del mundo recibió recientemente la aprobación para iniciar construcción en Port Augusta, al sur de Australia. El “Aurora Solar Energy Proyect” tendrá una capacidad de ocho horas de almacenamiento, lo que le permitirá operar de la misma forma que una estación eléctrica de carbón o gas natural.

Dicho proyecto tendrá un costo de $650 millones de dólares australianos, y proveerá el 100% de la energía eléctrica del gobierno de Australia del Sur hasta el 2020, generando 495GW de potencia cada año. Kevin Smith, CEO de Solar Reserve, promotor del proyecto, lo describió como un “hito histórico” para el sector.

“La increíble historia de la transición de Port Augusta del carbón a las ERNC, compitiendo y ganando en contra de los combustibles fósiles en inversiones, es una clara premonición de que estamos frente al futuro de la generación energética en el mundo.”

Finalmente, Miller concluye añadiendo que todo esto es posible gracias a que “los costos de la Energía Solar han disminuido considerablemente gracias a la baja en los precios de la fabricación de sus componentes, así como también gracias a que los contratistas locales han adquirido experiencia de fuentes extranjeras, permitiéndoles desarrollar proyectos de manera mucho más eficiente, así como también se han acelerado los procesos de aprobación, siendo mucho más cortos en tiempo que los proyectos eólicos y de biomasa.”

Fuente: https://solartrustcentre.com.au/australian-rooftop-solar-installations-went-half-reach-record-1gw-2017/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *